domingo, 28 de noviembre de 2010

Olvidada


Es curioso como podemos caer en el olvido antes de desaparecer. Como parece que nadie nos echa de menos, que nuestro vacío fue tan fácil de llenar que parece que nunca existió.
Existen personas a las que nunca se pueden reemplazar. Pero, con el paso de los días, me doy cuenta de que no soy una de esas personas. Que he desaparecido para siempre a pesar de los años que luché a vuestro lado. Y duele. Pero qué le vamos a hacer.
Me siento encarcelada en algun lugar a medio camino entre mi origen y mi destino. Lo malo es, me temo, que de donde partí ya me olvidaron y hacia donde voy aun no me conocen.

¿A donde ir, cuando no hay nadie esperando?


1 comentario:

  1. Al aulario severo ochoa, aula 1. Por allí me encontraras! sino te espero en mi house jijiji

    ResponderEliminar