domingo, 22 de mayo de 2011

Jorge.

Tal día como hoy, hace diecinueve años, nació él. No os diré que ya entonces estábamos destinados a estar juntos, porque no es cierto. Nuestra historia la hemos forjado nosotros, con nuestras palabras, nuestros gestos y nuestros impulsos. Con nuestro valor.
Es el cuarto cumpleaños que celebro con él. En el primero ya me temía que me estaba enamorando, aunque aún faltarían meses - pongamos unos seis - para que a él le sucediera lo mismo. Tenía una novia que no era yo, y había una complicidad entre sus amigos y yo gracias a eso. Cumplió dieciséis años.
En el segundo, estábamos juntos desde hacía seis meses. Intenté hacerle una fiesta sorpresa que no resultó, pero aún así, hubo una fiesta. Pero ya entonces comenzamos a perder las amistades por banalidades como el dinero. Y también entonces, permaneció conmigo. Cumplió diecisiete años.
En el tercero, estábamos solos ya, él y yo, y las amistades que habían parecido para siempre se habían esfumado como el humo. De no ser por él, me habría quedado completamente sola, como siempre me habían predicho que pasaría. No hubo fiesta, simplemente fui a su casa a darle su regalo y comimos con su familia en un restaurante. Pero eramos felices. Cumplió dieciocho años
Y este año... Él tiene sus amigos y yo tengo los míos. Tenemos vidas separadas, en ciudades distintas y con estudios distintos. Nos vemos cada dos semanas, los 'findes', si hay suerte.
Sigo enamorada de ti. Cómo el primer día. Como el primer cumpleaños, cuándo tu mirabas a otra y yo simplemente pensaba que, algún día, serías para mí.
Muchísimas felicidades tesoro.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Todo.


¿Qué habías hecho? Nadie te había dado derecho a esto. A llegar, coger mi corazón y marcharte. ¡Como si se pudiera ir así por la vida! ¡Como si cualquiera pudiera hacer lo que haces tú!
Deja Granada, déjalo todo y vente conmigo. Como si no hubiera un mañana más lejos de ti y de mí. Como si me amaras tanto como para prometerme que nunca te irás de mi lado.

martes, 17 de mayo de 2011

Inevitable

Conmigo nada es fácil, ya lo debes de saber, me conoces bien. Para ser más franca nadie piensa en ti como lo hago yo, aunque te de lo mismo. Cada día que pasa es uno más parecido a ayer y no encuentro forma alguna de olvidarte.
Siempre supe que es mejor, cuando hay que hablar de dos, empezar por uno mismo. Aquí todo está peor, pero al menos aún respiro. No tienes que decirlo, no vas a volver, te conozco...

lunes, 16 de mayo de 2011

We're unstopable


Vivimos en una montaña rusa. Eso es. En una montaña rusa del amor.
Tan pronto estamos escalando hacia lo más alto como nos precipitamos al vacío y nos detenemos justo antes de estrellarnos sin otro remedio que el de desaparecer. Pero eso nunca sucede. Y es eso, esa sensación de vértigo, justo en la boca del estómago, esa sensación de ingravidez y salvación, lo que nos mantiene unidos.
Dijimos que nuestra relación era como una travesía. Y ya pueden venir valles y riscos, que no pondrán detenernos.
Somos imparables.


jueves, 12 de mayo de 2011

Blogeros.

A veces me pregunto porque parecemos todos tan contentos y en nuestros blogs somos tan infelices. Tenemos miedo a aceptar que las cosas no son como nos gustaría que fueran, y es un hecho, pero al menos somos conscientes de ello. Al menos nos tenemos los unos a los otros, dentro y fuera de la red.

Eso es algo que me consuela.

martes, 10 de mayo de 2011

Loser.


Me he dado cuenta de algo, amigos míos. Pase lo que pase, y por muchos sueños que tenga, siempre voy a ser una perdedora.
No voy a ser bailarina, eso lo tengo asumido desde hace tiempo. Y aunque esté esperando la sesión de fotos con Quique, tampoco voy a ser modelo - aunque esto no me preocupa demasiado. No tendré éxito delante de las cámaras, ni tampoco detrás. Jamás aprenderé a cantar como es debido y el piano será siempre una espinita clavada.
Y da igual que lleve seis años de mi vida escribiendo "El Regreso", jamás lo publicarán, y ese, de entre todos mis sueños, es el que más me duele que no se cumpla. Que todo lo que voy a publicar son estas entradas. Y, por supuesto, no habrá una película. Helle, Shane, Eileen, Ethan... nunca verán la luz. Nunca podréis conocerles y quererles como yo lo hago, a pesar de que no existen. Los he creado a partir de mi imaginación y casi les he visto crecer y madurar conmigo. Son personas tan reales como yo misma, y nunca saldrán de las páginas donde nacieron.


Soy una perdedora. I'm a loser baby, so why don't you kill me?


jueves, 5 de mayo de 2011

El amor si existe.


Siempre he pensado que tu y yo nos queremos de forma diferente. En el fondo siempre he sabido que me querías, aunque no fueras tan dado a demostrarlo como lo era - y soy- yo.

Yo era la de las cartas, la de los mensajes, los dibujos, los comentarios, las frases y los gestos, y a ti había que sacartelos con sacacorchos, aunque no por ello eran menos verdaderos.

podría pensar que no solo se trata de que nos queremos de forma diferente, sino que, realmente, me quiere menos que yo a él.

Pero le he visto llorar y le he visto recoger mis lágrimas con la yema de los dedos y suplicarme que no llorara. Le he visto aprenderse canciones de amor que antes nunca hubiera escuchado y le he sentido abrazarme estando dormido, como si ni en sueños quisieras que me fuera. Me ha hecho tumbarme en el suelo y ha visto conmigo las estrellas, que sabe que me encantan. Te he pillado mirandome de reojo y escribiendo mi nombre. Sé que me ha extrañado cuando veía una película de amor con sus amigos.

Y, bueno, eso es amor. No solo las cartas ni los dibujos ni los mensajes ni las declaraciones. Ese es el amor que tu me das y a mi me parece inmensurable.

"Te enseñé pedazos de piel que la luz del sol aún no toca. Y tantos lunares que ni yo misma conocía. Te mostré mi fuerza bruta, mi talón de Aquiles, mi poesía..."

miércoles, 4 de mayo de 2011

Bombillas.


Bien. Brillemos.

No es que no queramos brillar. Yo, por ejemplo, soy una especia de bombilla de bajo consumo en una despensa. Al principio no se nota, va ganando intensidad con el paso del tiempo. Pero por poco tiempo. Luego se apaga (Es una despensa, hemos dicho)

Luego están las bombillas de alto consumo, sumamente brillantes, de luz blanca, solo con una abarcas toda la habitación (De estas habitaciones oscuras que hay que alumbrar ya a las siete de la tarde).

Pero, al contrario que en la vida real, que se recomiendan bombillas amarillas de bajo consumo. para iluminar un escenario necesitas, pongamos, una, dos , tres o incluso cuatro bombillas blancas y brillantes. Y bueno... ya sabemos lo que pasa después.

martes, 3 de mayo de 2011

Avanzando.

El tiempo se desliza perezosamente, tanto que a veces pienso que voy hacia atrás. A veces incluso me gustaría ir hacia atrás, ir a cuando no veía maldad en la gente, cuando la mayor de mis preocupaciones me parece una minucia. Cuando aún tenía sueños, cuando estabas tan enamorado de mi que te trababas al hablar y cada beso te encendía las mejillas. Volver a cuando todo estaba en su lugar, y no había traiciones ni viajes ni sueños destrozados.
Pero por muy lento que vaya el tiempo, va hacia delante.
Siempre hacia delante.

Piña

Hacía tiempo que algo no me provocaba esa ilusión tonta por la llegada de un día en concreto. El viernes volveremos a encontrarnos todos, vosotros y yo, esta vez en mi tierra, bueno, la tierra que amablemente me adopta de lunes a viernes.
Esta vez vosotros recorreréis los 160 kilómetros que nos separan, y sé que será como si nada hubiera pasado, como si yo no me hubiera marchado, como si compitiéramos juntos y aún estuviera en Córdoba.
En realidad competir o no es lo de menos. El único motivo por el que quería clasificarme en Málaga era poder estar con vosotros en las clases, en camerinos, en el escenario, en el backstage...
Como si nada hubiera pasado.

lunes, 2 de mayo de 2011

Isis





Tiene nombre de diosa egipcia y no es para menos.

Cuando nos conocimos yo era pequeña y estaba aniñada, mientras que ella ha estado siempre en mi mente como un referente maduro y constante. Siempre ha estado ahí para que nos contagiáramos la risa, aunque se nos hinchara por ello una vena en la frente. A menudo mis palabras eran demasiadas para el resto del mundo, pero nunca para ella.

Hemos llorado y hemos reído juntas, nos hemos consumido a golpe de frappé y deboulé, he sido su satélite y la he orbitado. Nos hemos convertido en tacos mejicanos, en miembros de la peña 'er sarmorejo', en copitos, en mirlitones, en gitanas, en sílfides, en bayaderas, en enamoradas, en Kitris en colegios repletos de niños...

Hemos compartido el fondo de un escenario, hemos compartido telón y aplauso, y eso une más de lo que os podáis imaginar. Hemos despertado juntas después de noches de sing star, sobaos con cocacola, de charlas de Jotus y Coopers y Charlies y esas cosas que solo entendemos nosotras.

Me has regalado siete años de mi vida que no hay forma de compensar.
Solo puedo decirte que... gracias por compartirlos conmigo :)


domingo, 1 de mayo de 2011

A diario.

Es curioso crecer. Pasa sin que te des cuenta, sin que nadie te pregunte, y un buen día tienes que hacer cosas, ir a sitios y hablar con personas con las que nunca pensabas que tendrías que enfrentarte. Las personas que se han marchado de su casa saben lo que quiero decir. De repente, todas esas cosas que tus padres hacían por ti se ciernen sobre tu cabeza, amenazantes, y cruzar Málaga para entregar un papel a través de una marabunta de coches que pitan y corren y bloquean tu camino se vuelve en algo menos que una odisea.