miércoles, 18 de mayo de 2011

Todo.


¿Qué habías hecho? Nadie te había dado derecho a esto. A llegar, coger mi corazón y marcharte. ¡Como si se pudiera ir así por la vida! ¡Como si cualquiera pudiera hacer lo que haces tú!
Deja Granada, déjalo todo y vente conmigo. Como si no hubiera un mañana más lejos de ti y de mí. Como si me amaras tanto como para prometerme que nunca te irás de mi lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario