martes, 31 de agosto de 2010

Yo


Que mala educación. No me he presentado.

Mi nombre es Gloria, aunque aun no he hecho nada para ganarme ese nombre. Tengo dieciocho años, pero me siento niña. Creo que eso será útil cuando tenga cincuenta.
No me gusta la lluvia, a no ser que la vea caer desde el calor de un brasero con castañas calientes y un buen libro.
Me gusta leer. Los personajes de los libros no pueden herirte, al menos no realmente. Leo mucho. Escribo mucho. Leo lo que escribo. Al final todo son palabras.
Bailo ballet. Al menos me gustaría poder decir que lo hago medio decentemente.
Bailo en mi cuarto y disimulo cuando alguien entra. Supongo que todos lo hemos hecho alguna vez.
Tengo miedo. De muchas cosas. De quedarme sola, de ahogarme, de sacar los pies por el filo de la cama.
Me dan asco las cucarachas, los pelos en la esponja y la cadena del tapón de la bañera me da grima. Que cosas.
Mi comida favorita son las patatas, y yo también pienso que la tortilla de mi madre es la mejor. Me gusta cenar en el mejicano, y reirme con mis amigos.
Creo en el amor para siempre. Yo vivo un amor que es eterno. Aunque terminará matándome.
Soy pequeña, y no me gusta mi cuerpo. ¿A alguien si? Pero he aprendido a convivir con él, es lo único que me acompañará siempre. Pero me gustan mis labios. Y mis pestañas. Es lo unico bonito el lunes por la mañana. Y la forma de mis ojos. Aunque me gustaría que fueran azules.

Podría estar así horas. Pero nunca llegarías a conocerme del todo. Yo tampoco puedo.

sábado, 21 de agosto de 2010

25 días


Bueno, tendría que reconocer tarde o temprano que estoy asustada, a pesar de que es absurdo, a pesar de que en el fondo todo el mundo lo sabía. Me gustaría pensar que estoy siendo valiente, que me lanzo contra los miedos sin acobardarme. Pero lo cierto y verdad es que me siento cobarde.

Porque sé que le echaré de menos, que lloraré su ausencia y que me quemará por dentro, y que a fin de cuentas no voy a hacer nada para evitarlo. Sé que en las calles de Málaga no pasea él.

Porque siempre tuve facilidad para hacer amigos, pero no es fácil si llegas a un lugar donde la amistad esta ya forjada por encima de la rivalidad y en el fondo todas somos competidoras. Sé que en las clases, en los bailes de Málaga, no estáis vosotras.

Lo único que estará allí soy yo. Y, aunque se que tengo miedo, estoy lista.

"Nadie nunca sufrió cuando fue en busca de sus sueños"


martes, 3 de agosto de 2010

50 dias


La cuenta atrás ha comenzado. A escasos cinco días de la mayoría de edad, el final de esta etapa de mi vida me atenaza como una sombra. Cada vez la sensación de que no queda tiempo es más fuerte. Ojalá supiera que es lo que aun me queda por hacer aquí, eso lo haría mucho más fácil.