lunes, 16 de mayo de 2011

We're unstopable


Vivimos en una montaña rusa. Eso es. En una montaña rusa del amor.
Tan pronto estamos escalando hacia lo más alto como nos precipitamos al vacío y nos detenemos justo antes de estrellarnos sin otro remedio que el de desaparecer. Pero eso nunca sucede. Y es eso, esa sensación de vértigo, justo en la boca del estómago, esa sensación de ingravidez y salvación, lo que nos mantiene unidos.
Dijimos que nuestra relación era como una travesía. Y ya pueden venir valles y riscos, que no pondrán detenernos.
Somos imparables.


No hay comentarios:

Publicar un comentario