miércoles, 29 de junio de 2011

El desembarco.

Nada que envidiarle al de Normandía, desde luego.
Ya estoy de vuelta en casa. Supongo que tardaré al menos unos días en volver a acostumbrarme a estar en Córdoba de nuevo, donde vivo con mis padres y mis hermanos, se baja la basura, la ducha tiene poca presión y no puedo elegir lo que como.
Por lo demás, estaba deseando volver. Aunque aún me falta algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario