miércoles, 30 de marzo de 2011

Tres.

Nuestro amor no será de esos de los que hablan los libros. No bastará para movilizar ejércitos, ni dividir países, ni enfrentar familias. No aparecerá en los anales de la historia. No somos Romeo y Julieta, ni Tristán e Isolda, no somos Orfeo y Eurídice ni Sansón y Dalila. Pero no porque nuestro amor no sea grande y sincero, sino porque todos los grandes amores han acabado en tragedia. Nuestro amor no basta para mover ejércitos, pero mueve mi corazón, y es suficiente.
Lleva siéndolo tres años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario