jueves, 3 de noviembre de 2011

Stronger



El cielo era gris, y gris oscuro. Un viento desagradable se elevaba, pasando por mis huesos y llevándose hasta mis ganas de vivir. Maldito ladrón.
Ya son noches infinitas y días fugaces. La lluvia se cierne sobre mí, con esa forma asquerosa de mirarme por encima del hombro. Intentar no dejarme los dientes en la entrada de la facultad desde luego no ayuda a empezar bien el día. Volver cansada y de noche nueve horas después no lo acaba con un lazo.
Tú me miras y tus ojos parecen tristes. Te escondes detrás de tus buenos ciento treinta kilómetros, y así es fácil. Así es fácil echar de menos. Lo difícil es echarte de menos cuando aún no te has ido, pero te diriges lenta e inexorablemente hacia la lejanía. Cuando me aferro a una mano que en realidad no está y que es de humo. Si me gustara fumar quizás tendría su gracia. Pero me repugna.
Así es, a veces la distancia resulta cargante, casi siempre, en realidad. Lo peor es que seguirá siendo así durante mucho tiempo.
Todo ayuda a endurecerse. Las despedidas, los descubrimientos y el maldito frío de noviembre.
Me siento fuerte. Aunque esta estúpida lluvia pretenda arruinarlo todo.

I just have to stay and face mistakes, But if I get stronger and wiser,I'll get through this.

Fotografía:
Modelo --> Yo, y ya estás aquí ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario